Las ideas

Utilizar la actualización del Mapa de la Ciudad Prohibida como excusa para ir más allá de la mera detección de puntos negros. El mapa es una herramienta que ha sido ampliamente utilizada para detectar espacios urbanos inseguros para las mujeres, y en Durango en concreto, existían ya dos mapas previos a este proceso.

Ampliar el foco del diagnóstico de la ciudad existente atendiendo a problemáticas diversas relacionadas con la cotidianidad urbana y los trabajos reproductivos.

Entender que las personas usuarias tienen capacidades de diseñar, crear espacios para que las propias mujeres decidan la forma en la que ciertos espacios deben de transformarse.

Aprovechar el contexto de revisión del PGOU del municipio para incluir la perspectiva de género en la revisión de la ciudad construida y en las futuras políticas de planeamiento urbano.

Empoderar a las mujeres respecto a la ciudad que habitan y fomentar su participación activa en la definición del futuro urbanístico de Durango.