El reto

El reto de este proyecto ha sido facilitar al Departamento de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial del Gobierno Vasco un análisis de las oportunidades para la consideración de los espacios en transición y los usos transitorios en el Documento de Revisión de las Directrices de Ordenación del Territorio de la CAPV (D.O.T.). Esto supone, a su vez, una oportunidad para incluir estas tipologías y praxis dentro de la planificación y gestión del territorio en la esfera top-down (de arriba abajo, relacionada con el diseño de políticas gubernamentales).

A través del análisis del marco legal vigente y diferentes iniciativas se ha querido vislumbrar la posibilidad de incluir dentro de las DOT otros modelos de gestión y uso del espacio, basados en lo temporal y colectivo, de forma que puedan tener el respaldo legal necesario para su puesta en marcha y fomento.

El modelo de planificación y ejecución territorial al uso, diseñado para funcionar en contextos de crecimiento económico y sociedades de la era industrial o moderna, empieza a mostrarse inadecuado en épocas de estancamiento, crisis y cambio de modelo social.

La suma de distintas transformaciones está generando dificultades para implementar lo planificado de manera lineal en el territorio y según los dictados de los planes: la proliferación de espacios obsoletos y en desuso, deja al descubierto la necesidad de adaptar los tiempos, usos y modos de gestión del territorio.

Al mismo tiempo, estos cambios han generado espacios de oportunidad en la ciudad, donde individuos, colectivos o actividades empresariales de carácter creativo y social han podido poner en práctica modelos de intervención urbana espontáneos y populares, al margen de la planificación, ejecución y gestión urbanística convencional.