Planotik kalera

El reto

Superar el uso de la perspectiva de género en el urbanismo como mero instrumento de análisis y pasar a incidir en las políticas urbanísticas desde la vida cotidiana, los cuidados, la accesibilidad y la seguridad para todas las personas.

Aprovechando la convergencia entre la necesidad de actualización del Mapa de la Ciudad Prohibida de Durango y el proceso de revisión del PGOU del municipio, se ha abierto una grieta que ha permitido incluir la perspectiva de género de una manera transversal en la revisión y diseño del modelo urbano de la ciudad.

El urbanismo ha sido tradicionalmente considerado una disciplina neutra y es concebido desde los valores imperantes en nuestra sociedad al mismo tiempo que los reproduce. De cara a atender a la diversidad e inclusividad de las personas, las ciudades se enfrentan al reto de repensar los valores sobre los que se fundamenta urbanismo actual y atender a las propuestas que el urbanismo feminista plantea, poniendo así en el centro de las decisiones urbanas la vida cotidiana de las personas, tanto en la esfera pública como privada, y dando énfasis a la visibilización y valoración de los trabajos reproductivos y de la diversidad de cuerpos que habitan las ciudades.

durango1.jpg

Los agentes

  • Las mujeres del municipio como expertas en la vida cotidiana de la ciudad
  • Las mujeres del municipio con conocimientos técnicos urbanísticos como expertas en urbanismo feminista
  • El Consejo de Igualdad de Durango como impulsor del proyecto y espacio de participación de las mujeres del municipio
  • La Comisión de Igualdad del Ayuntamiento de Durango como promotor del proyecto
ideassss29.JPG

Las ideas

Utilizar la actualización del Mapa de la Ciudad Prohibida como excusa para ir más allá de la mera detección de puntos negros. El mapa es una herramienta que ha sido ampliamente utilizada para detectar espacios urbanos inseguros para las mujeres, y en Durango en concreto, existían ya dos mapas previos a este proceso.

Ampliar el foco del diagnóstico de la ciudad existente atendiendo a problemáticas diversas relacionadas con la cotidianidad urbana y los trabajos reproductivos.

Entender que las personas usuarias tienen capacidades de diseñar, crear espacios para que las propias mujeres decidan la forma en la que ciertos espacios deben de transformarse.

Aprovechar el contexto de revisión del PGOU del municipio para incluir la perspectiva de género en la revisión de la ciudad construida y en las futuras políticas de planeamiento urbano.

Empoderar a las mujeres respecto a la ciudad que habitan y fomentar su participación activa en la definición del futuro urbanístico de Durango.

puntubeltza.JPG

Los experimentos

Tal y como se ha mencionado, existen aspectos diferenciales entre este proyecto y otros procesos de generación de un Mapa de la Ciudad Prohibida. Teniendo la actualización del Mapa como punto de partida, se han realizado diversos experimentos de cara a integrar la perspectiva de género de una manera más transversal y holística en las políticas urbanas.

Se han realizado recorridos de reconocimiento en los que, además de detectar “puntos negros”, se han detectado “puntos rojos” con el fin de mapear aquellos espacios que dificultan la vida cotidiana y los trabajos reproductivos en la ciudad. Para llenar el diagnóstico de contenido, se han creado unas fichas que han permitido objetivar las razones por las que los espacios han decidido ser mapeados.

Se ha realizado una valoración de todos los puntos recogidos junto con mujeres técnicas del municipio, aplicando ciertos indicadores de evaluación del espacio urbano con perspectiva de género para clasificar así los puntos recogidos, y poniendo en valor el conocimiento de estas mujeres.

Se ha colaborado activamente con el área de Urbanismo del municipio realizando un análisis técnico, económico y legal conjunto de los espacios mapeados. Por una parte, se han identificado los espacios más apropiados para rediseñar con las mujeres y, por otra, se han definido acciones administrativas que van más allá de este proceso con el fin de acondicionar y mejorar los puntos negros y rojos.

Se ha elaborado un “Plan de actuación” para guiar la implementación de la perspectiva de género en el área de Urbanismo y generar así un mayor impacto en las políticas urbanísticas del municipio.

experimentosssssss.JPG

Los productos

Los principales productos derivados de este proyecto han sido, por una parte, un kit de exploración y valoración de espacios urbanos con perspectiva de género, diseñado de manera visual y accesible, que puede ser empleado reiteradamente en contextos diversos y de manera repetida.

Asimismo, se ha generado un Mapa de la Ciudad Prohibida actualizado y resignificado, que recoge los puntos negros y rojos del municipio.

Finalmente, se ha elaborado un “Plan de actuación”para la implementación de la perspectiva de género en area de Urbanismo del municipio. En él se recogen propuestas como la inclusión de criterios de perspectiva de género en la asignación de subvenciones dirigidas a las comunidades vecinales para la mejora de espacios de utilidad pública y propiedad privada, la creación de nuevas ordenanzas municipales de construcción o la obligatoriedad de realizar una “Auditoría de Género” previo a la aprobación inicial del PGOU.

Todas las medidas propuestas se presentan calendarizadas e incluyendo un presupuesto estimado. 

Actualmente se está trabajando en un proceso de inserción de la perspectiva de género en la “Ordenanza de mejora ambiental en la construcción de edificios de viviendas y oficinas” del Ayuntamiento de Durango.

planoa.JPG