Elkartoki de nuevo en marcha

26 de Septiembre 2017
elkartoki barnetegia.JPG

Ha comenzado el curso y con él la cuarta edición de Elkartoki, que este año se desarrolla en tres centros escolares de Bizkaia y Alava. 

Este año aumentamos en numero de escuelas pero acortamos las duración de los procesos de mediación (de nueve a cuatro meses), sumando además otra serie de cambios en el funcionamiento del proyecto. 

Uno de nuestros deseos para la presente edición era avanzar hacia un modelo mas corresponsable, flexible y experimental. Partiendo de este deseo, se ha introducido la figura/formato del Barnetegi, una estancia-convivencia-campamento de tres días en la que hemos diseñado cada proyecto (desde 0) de forma conjunta entre miembros de la comunidad escolar (familias, profesorado, equipo de dirección) de cada centro, artistas residentes y TIPI.
En esos tres días nos hemos dedicado a convivir y a construir un marco común de trabajo, pero sobre todo a conocernos y aprender. 

El tiempo compartido ha hecho posible debatir sobre temas como el vínculo entre las características físicas de los espacios y los conflictos que se dan en el patio, los límites de la participación en la infancia, los límites del riesgo y el juego libre, el papel del arte y el rol de los/as artistas en el proceso o los conflictos que genera la experimentación en la estructura y funcionamiento de la escuela.

Este espacio de trabajo nos ha servido además para codiseñar los procesos de cada centro: objetivos pedagógicos específicos, fases, acciones de mediación artística, acciones de participación, roles y coordinación del proyecto, recursos, compromisos, etc. 

Del Barnetegi hemos parido tres proyecto muy distintos en dimensión, alcance y naturaleza, pero podemos decir que todos han logrado incluir las ideas sobre las que se sustenta Elkartoki: 

  • Trabajar para generar espacios que fomenten la igualdad de genero y la inclusividad. 
  • Poner a las niñas y niños en el centro a través de una participación real y activa en la transformación del patio y la toma de decisiones.
  • Dar un papel central al arte y la experimentación.  
  • Propiciar un modelo de colaboración entre TIPI, escuela y artista basado en la corresponsabilidad. 

Ha sido una experiencia intensa y muy positiva tanto en lo que respecta al trabajo colectivo realizado como a las relaciones y vínculos de cuidado que se han establecido. Algo que hubiese sido imposible sin este tiempo (generoso) que nos hemos regalado.